los jeans
fotos jeans
jeans internacionales
JEANS
jeans internacionales

son los jeans mas codisiados en todo el mudo pòr las damas y los caballeros y sera la moda en el futuro
Imagen



















Editor de Internet :
Leonardo Gómez


Diseño para Internet :
Alexander Sanabria














150 años vistiendo de jeans al mundo



-




-



Los jeans Levi?s no solamente constituyen una prenda de vestir sino que representan todo un estilo de vida.








Los avatares de una economía globalizada han golpeado de forma significativa a la más legendaria empresa de ropa vaquera del mundo: Levi Strauss, una marca que ha vendido más de 3.500 millones de pares de pantalones desde su creación, transmitiendo su genuino modelo de vestir americano entre millones de jóvenes y no tan jóvenes.

Esta empresa, que acaba de cumplir 150 años, se ha visto abocada a una serie de cambios en su estructura de operación, entre ellos el cierre de sus plantas, estrategia que beneficia la mano de obra de países en vías de desarrollo como Colombia, que cada día aumenta la producción de prendas de esa marca mediante varias firmas confeccionistas que se encargan de producirlas.

Los famosos pantalones Levi?s, que han vestido a millones de ciudadanos de todos los estratos sociales, incluidos presidentes de gobierno, estrellas de rock, campesinos, deportistas o actores, se han convertido en uno de los símbolos que mejor han reflejado el estilo de vida y de cultura americanos y en un icono del carácter más revolucionario de la moda, algo que tal vez no imaginó Levi Strauss cuando decidió viajar con su familia a Estados Unidos, en busca de mejores horizontes económicos.

Este hombre llegó al país norteamericano a los 18 años de edad, cuando se vio obligado a dejar su ciudad, Buttenheim - Alemania, tras la muerte de su padre. Para ese entonces existía J. Strauss Brother & Co, una mercería que se dedicaba a vender telas rústicas, toldos y carpas. A raíz de su viaje, la familia Strauss se radicó en Nueva York y Levi tomó las riendas del negocio. Al poco tiempo se dio cuenta de las posibilidades de expansión que había en la Costa Oeste y en 1853 inició su propio negocio bajo el nombre de Levi Strauss.

Sus pantalones con costuras fueron inicialmente un invento adaptado para los buscadores de oro y los mineros de California por la resistencia de su tejido. En los años 30 la imagen del ?cowboy? se unió a los pantalones vaqueros y durante la II Guerra Mundial comenzó el proceso de internacionalización de la prenda.

Para Strauss, su invento generó el fruto monetario 20 años después, obteniendo la ganancia de su primer millón de dólares. Por la época de 1860, el empresario decide cambiar la denominación por Levi Strauss & Co. y tomó la determinación de enfocarse en la fabricación de pantalones para el trabajo pesado, dando como resultado el overol confeccionado en denim marrón, una adaptación de la tela que se empleaba en la fabricación de carpas. Cuando se agotó dicha tela, optaron por reemplazarla por una de color azul.

Diez años más tarde, cuando todo el mundo quería verse distinto, hombres y mujeres terminaron vestidos con jeans a tal punto que la fiebre por el uso de esta prenda le valió al fabricante Levi Strauss el premio Coty Award que entrega la industria de la moda en Estados Unidos, pues sus pantalones azules, desgastados y ceñidos al cuerpo estaban en todos los rincones.

Esta visión le permitió a la empresa alcanzar grandes crecimientos con la comercialización de sus prendas alrededor del mundo; sin embargo, en 1997 inició una política de cierre de plantas y con ella también tomó la decisión de manufacturar sus vaqueros y otras prendas de vestir en países en vías de desarrollo, donde la mano de obra es mucho más barata.

Desde entonces, Levi Strauss ha cerrado más de 30 factorías, lo que generó el despido de 15.000 trabajadores, incluidos los de las históricas plantas de San Francisco. Para las directivas de la empresa, es claro que para que Levi´s sea competitiva, necesita enfocar sus recursos en el diseño, desarrollo, venta y comercialización de productos.




-




-



Los diseños han evolucionado desde los tradicionales pantalones con costura reforzada hasta confecciones dirigidas a todos los segmentos de la población.








Dificultades

Pero esta estrategia todavía no ha dado el resultado esperado. Las dificultades financieras de la empresa se han hecho evidentes y su deuda se estima en más de 2.100 millones de dólares. En este momento, la multinacional mantiene operaciones comerciales en aproximadamente 100 países y registra ventas anuales por unos 4.500 millones de dólares.

Para los empresarios en Colombia, la decisión de Levi´s Strauss de cerrar sus plantas de producción en Estados Unidos deja mucho que pensar. Hay quienes consideran que ésta es una estrategia que le permitirá a la compañía fortalecerse como una firma comercializadora, y otros que creen que éste puede ser el comienzo de una posible debacle de la pionera del jeans en el mundo.

En el mercado local, la producción de Levi´s ha aumentado, continuando con el proceso ascendente que ha registrado desde que ingresó al país hace un poco más de una década. Las perspectivas de crecimiento son aún mayores debido al interés que tienen las empresas confeccionistas de incrementar su volumen de ventas al mercado de Estados Unidos con el Atpdea.

Los empresarios nacionales creen que lo que están haciendo las directivas de Levi Strauss es ser consecuentes con su estrategia y la producción la conseguirán en países como Colombia, donde la mano de obra les permite ser competitiva.

En el país la historia de Levi´s es reciente. En 1993 empezó a trabajar con una compañía denominada Clateya, perteneciente a Caribú y la cual se encargaba de la maquila. Pocos años después, Levi´s comenzó a aumentar el número de confeccionistas y de unidades y desde ese momento ha venido en un proceso ascendente, al punto que hoy sólo una compañía, Expofaro, produce alrededor de 400.000 unidades de prendas al mes para la marca americana.

A esto se adhieren otras tres empresas con sede en Medellín que también confeccionan las mencionadas prendas en volúmenes que no resultan muy inferiores a éste. La firma paisa posee la licencia de Levi´s para comercializar en el país y con ella Expofaro ha abierto tiendas, la mayoría franquiciadas. En este momento hay 30 franquicias y la empresa maneja directamente los outlet.

Las empresas confeccionistas de Levi´s requieren de cerca de 2,5 millones de metros anuales para satisfacer la demanda de las prendas que son comercializadas especialmente en Estados Unidos.



Diseño e innovación:
la única alternativa


Arturo Tejada Cano - Bogotá
La incorporación a nuestro producto industrial de la actividad del diseño y la innovación es ineludible. A partir de ahora será difícil encontrar alguna prenda de Levi´s con la etiqueta ?made in Usa?, y será más factible verla con el ?hecho en China?. Finalmente no se confeccionará en territorio estadounidense ninguna prenda Levi?s a consecuencia de un proceso de ?deslocalización?. La industria textil norteamericana, con sus puestos de trabajo sometidos a un continuo desgaste desde hace tres años y medio, ha visto cómo el empleo de los ?blue collars? (obreros de las fábricas) comienza a destruirse. Víctima de una economía cada vez más globalizada, la mítica marca de ?jeans? Levi Strauss ha cerrado sus dos últimas fábricas en EE.UU. para trasladar su producción a países en vías de desarrollo. La razón es que sus gastos se habían disparado y el volumen de ventas se había reducido considerablemente en los últimos años. ¿Un efecto más de la globalización? Al trasladar la producción a países emergentes, en la mayoría de los casos los costos se reducen significativamente ya que el mismo salario cubriría casi dos días enteros de trabajo. La competencia que ha introducido principalmente China en el sector textil ha reducido los precios hasta un 46 por ciento, por lo que la opción ?más conveniente? para Levi?s ha sido dirigir la producción al sureste asiático y a Latinoamérica. Levi?s fue una de las primeras empresas que se apuntó a lo que en Estados Unidos se conoce como ?offshoring? (traslado de trabajos a países emergentes) cuando dejó de monopolizar el mercado debido a la competencia. Ello le permite reducir cerca a 80 por ciento sus costos y compensar la caída en las ventas que ha sufrido últimamente por la dura competencia de marcas como Diesel, Tommy Hilfiger o Lee, que ofrecen productos similares más baratos. De tal manera se dispone a coser sus jeans en países en vías de desarrollo con una mano de obra mucho más barata, como China, Taiwán, Singapur o Costa Rica. Precisamente en este país centroamericano, donde la compañía ya ha instalado varias plantas en los últimos años, un trabajador cobra al día el equivalente a media hora de producción en Estados Unidos o Canadá. De todas maneras, para competir con los chinos, los americanos tendrán que unirse con los centroamericanos y los países andinos. Los chinos tendrán igualmente el 60 por ciento al 80 por ciento del mercado de Estados Unidos. Por ello los mismos americanos deberán competir con productos diferenciados, de alto valor agregado, con concepto de moda e innovadores. Y esa sí es una buena noticia. Colombia ha desarrollado en los últimos 15 años una fuerza importante en diseño y en desarrollo de producto. Iniciar el ciclo de producto, interpretar los cambios de manera anticipada, asegurar el flujo de información mercado/empresa, estructurar equipos de trabajo de alto rendimiento, crear organizaciones orientadas al cliente, eficientes en costos, rápidas y flexibibles, rápida industrialización de las muestras, trabajar matrices de conceptos y no patrones en línea (básicos) y tener una oferta basada en la originalidad y la innovación, será lo que verdaderamente le permita al país aprovechar esta oportunidad.





1853
Levi Strauss viaja desde Alemania a San Francisco donde abre su propia tienda, que crece hasta convertirse en una empresa mayorista de mercería.




1872
Jacob Davis, un sastre de Reno, Nevada, le escribe para que juntos patenten el proceso que él inventara, de colocarle remaches a los bolsillos de los pantalones de hombres.




1902
Levi Strauss fallece a los 73 años y deja la empresa en manos de sus sobrinos. El terremoto de San Francisco, ocurrido en el año 1906, destruye la sede de la compañía.




1928
La palabra Levi?s® se registra como marca comercial, pero a pesar de la alegría que este hecho causa, en ese mismo año muere el presidente de la compañía Sigmund Stern.








Imagen